Nutrición del paciente hospitalizado

Un altísimo porcentaje de los gatos que requieren hospitalización padecen hiporexia (ingesta de menos del  50% del RER, Requerimientos Energéticos en Reposo) o anorexia (ausencia total de apetito) de varios días de duración debido a su enfermedad, además, la pérdida de apetito suele verse agravada durante el ingreso hospitalario debido a factores como el estrés, dolor, ciertos fármacos o un cambio dietético agudo, entre otros aspectos.

Un aporte nutricional adecuado es determinante en la recuperación de nuestros pacientes por lo que siempre se debe considerar un plan nutricional dentro del protocolo de tratamiento.

Por tanto, detectar una ingesta voluntaria insuficiente en el paciente por parte del equipo médico, tanto veterinario como ATV, es fundamental para poder instaurar un tratamiento nutricional adecuado en cada caso lo antes posible.

 

No debemos esperar a que nuestro paciente se encuentre bien para que empiece a comer, sino al contrario, alimentarle para que comience a recuperarse, ya que la malnutrición aumenta la mortalidad y morbilidad.

 

 

Lo primero que debemos conocer son las necesidades energéticas del paciente. Las calculamos mediante la fórmula :

 

RER (kcal/día) = 70x(Peso actual)^0.75

 

Estas kilocalorías son las que nuestro paciente necesitará para no perder peso.

 

La primera estrategia es ofrecer dietas muy energéticas, para conseguir la mayor ingesta posible de calorías aprovechando el apetito limitado que tiene un paciente enfermo.

Estas dietas son:

  • Dietas de recuperación.
  • Dietas de cachorro.
  • Dietas intestinales.

Ahora debemos contabilizar lo que come, para ello debes conocer la densidad energética del alimento.

 

¿Qué hacemos si no conseguimos que ingiera las calorías que necesita?

Hay pacientes donde la alimentación forzada no está recomendada, como en el paciente felino, por lo que si no ingiere voluntariamente las kilocalorías que necesita, debemos informar al veterinario para que prescriba un plan de alimentación asistida, que puede ser enteral o parenteral, en función del paciente y los medios materiales y personales.

 

La nutrición enteral a través de sondas es la alternativa más frecuente en el paciente con anorexia, en concreto la sonda nasoesofágica y la de esofagostomía.

 

 

Cómo hago un plan de nutrición enteral por sonda?

 

Cuando nuestro paciente tiene una sonda de esofagostomía o nasoesofágica, necesita un plan de alimentación individualizado, diseñado a medida para su condición clínica actual.

 

Una vez calculado el RER debemos:

 

  1. Calcular el % del RER que vamos a administrar. Se recomienda en pacientes con anorexia de varios días comenzar por ⅓ del RER  e ir aumentando progresivamente un 25% cada día  hasta administrar el 100%.  Siempre debemos ser conservadores al inicio de la alimentación y comenzar poco a poco con los volúmenes más bajos.

 

 

  1. Conocer la densidad energética del alimento que vamos a administrar.
    • En el caso de sondas nasoenterales elegiremos las dietas líquidas disponibles.
    • Si es una sonda de esofagostomía las opciones son múltiples, podremos elegir la dieta que mejor se adapte a la patología del paciente: dieta renal, hipoalergénica, diabetes.

 

  1. ¿Cuánto debe tomar mi paciente al día?

Calculamos la cantidad diaria de alimento que necesita:

  • Gato 5kg : RER=70×5^0.75= 234kcal/día

Dividimos entonces las 234kcal que necesita el paciente al día entre las calorías que tiene 1ml del alimento que hemos elegido:

Ej. 234/ 1 = 234 ml/día de Recovery líquido.

 

*Es importante acordarse de realizar este paso ya que nos encontraremos con dietas con diferente densidad energética.

 

  1. ¿Cuántos ml le damos en cada toma?

Calculamos la cantidad por toma y número de tomas:

Si nuestro paciente acude a la clínica tras varios días de anorexia o hiporexia (ingesta de menos del 50%del RER, debemos iniciar la alimentación con el volumen más bajo,1/3 del RER.

 

*El volumen de cada toma dependerá del número de tomas. Primero administraremos poco volumen y mayor número de tomas.

Comenzamos siempre con 6 tomas en 24h, es decir, 1 toma cada 4 h.

 

  1. ¿Cuánto tiempo debo espaciar las tomas?

No hay una pauta de administración igual para todos los pacientes, aunque existe literatura muy diferente al respecto, la experiencia demuestra que se debe comenzar con pocos volúmenes y mayor frecuencia e ir aumentando diariamente según la tolerancia del paciente. Como veíamos en el apartado anterior, comenzamos con 6 tomas repartidas en 24h, lo que significa que administraremos una toma cada 4h a nuestro paciente.

 

*Si la tolerancia es buena, es decir, no hay vómitos o náuseas con el volumen calculado, iremos aumentando un 25% cada día de hospitalización hasta administrar el 100% del RER.

ATV, Responsable del servicio de nutrición en Hospital Felino Gattos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De la misma disciplina

Uso y mantenimiento del microscopio óptico

video

archivo

Técnico Superior en Laboratorio Clínico y Biomédico y ATV en Hospital Felino Gattos

Colocación de una sonda urinaria

video

archivo

Responsable del servicio de Hospitalización y Cuidados intensivos en Hospital Veterinario Puchol

12 febrero 2021 00:00
Alimentos sin cereales: ¿qué sabemos y qué no sobre esta tendencia alimentaria?

podcast

archivo

LV, Acred Nut. Clin AVEPA, BVSc, PhD, DECVCN

Multimedia reciente

Uso y mantenimiento del microscopio óptico

video

archivo

Técnico Superior en Laboratorio Clínico y Biomédico y ATV en Hospital Felino Gattos

Colocación de una sonda urinaria

video

archivo

Responsable del servicio de Hospitalización y Cuidados intensivos en Hospital Veterinario Puchol

12 febrero 2021 00:00
Alimentos sin cereales: ¿qué sabemos y qué no sobre esta tendencia alimentaria?

podcast

archivo

LV, Acred Nut. Clin AVEPA, BVSc, PhD, DECVCN