Patologías asociadas al páncreas

En la clínica de pequeños animales uno de los principales motivos de consulta son los vómitos y las diarreas, entre las patologías que pueden producir esta sintomatología encontramos la pancreatitis, siendo una enfermedad grave que requiere a menudo la hospitalización del paciente. Con una menor prevalencia, pero no por ello menos importante, también podemos diagnosticar problemas endocrinos como la diabetes, siendo el páncreas unos de los órganos responsable de la regulación de la glucemia.

Para entender cómo afectan a nuestros pacientes las patologías pancreáticas debemos conocer primero su anatomía y cómo trabaja este órgano.

 

El páncreas es un órgano complejo con estructura difusa situado en el abdomen, con dos funciones principales: exocrina que se encarga de la digestión y la endocrina que se encarga de procesos metabólicos.

 

El páncreas es un órgano glandular alargado, íntimamente relacionado con el estómago y el duodeno, se ubica en la curvatura duodenal.

El páncreas está dividido en los lóbulos derecho e izquierdo y el cuerpo.

 

Se comunica con el duodeno a través del conducto pancreático, cuya anatomía difiere entre perros y gatos.

 

El aporte vascular del páncreas es rico y variable. Destacan las arterias y venas pancreaticoduodenales craneal y caudal y las ramas de las arterias gastroduodenal, hepática común y esplénica.

 

A continuación, explicaremos brevemente ambas funciones:

 

La función exocrina del páncreas es la que participa en el proceso digestivo de forma directa, mediante la adición de sustancias enzimáticas, capaces de metabolizar los principios inmediatos de la dieta.

 

El páncreas secreta enzimas fundamentales para la digestión de los hidratos de carbono, las proteínas y los lípidos. Muchos de ellos son secretados como precursores inactivos como la tripsina, la quimotripsina y la amilasa, que se activan dentro del intestino delgado.

 

La α-amilasa pancreática descompone el almidón, hidratos de carbono, para producir maltosa.

Las proteínas deben ser hidrolizadas en forma de péptidos o aminoácidos antes de ser absorbidas. La digestión de los lípidos requiere lipasa pancreática y ácidos biliares. La lipasa hidroliza los ácidos grasos de los triglicéridos.

 

 

Respecto a la función endocrina el páncreas también posee células que componen los llamados islotes de Langerhans, que representan alrededor del 1 al 2% de la glándula.

Hay distintos tipos de células endocrinas, que son las encargadas de producir y secretar hormonas. Las células β son las más abundantes del islote y son las productoras y secretoras de insulina. Las células α son la segunda población celular más abundante del islote y producen y secretan glucagón.

Las hormonas insulina y glucagón tienen un papel importante en el metabolismo de la glucosa actuando a nivel sistémico y desempeñan un papel antagónico.

 

  • Insulina
    • Es segregada en respuesta a glucosa en sangre elevada.
    • Estimula la formación de glucógeno en el hígado a partir de glucosa sanguínea.
    • Disminuye los niveles de glucosa en sangre.
  • Glucagón.
    • Es segregada en respuesta a glucosa en sangre baja.
    • Estimula la degradación de glucógeno en el hígado liberando glucosa a la circulación.
    • Aumenta los niveles de glucosa en sangre.

 

 

Las patologías del páncreas en sus formas diversas son frecuentes en el perro y el gato. Las dos principales patologías que afectan a nuestros animales de compañía son la pancreatitis, una alteración del páncreas exocrino, y la diabetes mellitus, provocada por la afectación de la función endocrina del páncreas.

 

Los signos clínicos de las enfermedades del páncreas son a menudo inespecíficos, con lo que el veterinario clínico debe utilizar todas las herramientas a su alcance para poder llegar a un diagnóstico definitivo.

 

Patologías de páncreas exocrino:

  • Pancreatitis
  • Insuficiencia pancreática

 

Estas enfermedades manifiestan signos clínicos muy inespecíficos dolor abdominal, anorexia, pérdida de peso, siendo el más importante, el vómito.

La pancreatitis es la inflamación del páncreas, en este caso las propias enzimas que contiene en su estructura glandular y que tienen que llegar hasta el duodeno a través del conducto pancreático, pueden llegar a producir la digestión de sí mismo, con destrucción del tejido.

Entre las causas más frecuentes podemos encontrar reflujo duodenal a través del conducto pancreático, alteraciones hormonales, fármacos, traumatismos, factores dietéticos y cirugías.

La insuficiencia pancreática ocurre cuando el páncreas pierde más del 90% de su capacidad secretora causada por la atrofia de los acinos pancreáticos. Las causas de esta enfermedad pueden ser; el resultado de una pancreatitis crónica, o en ciertas razas como el Pastor Alemán, el Collie y el Setter inglés una enfermedad autoinmune. Los animales afectados presentan pérdida de peso, aumento en el volumen y cambio de consistencia de las heces y polifagia.

 

Patologías de páncreas endocrino:

  • Diabetes Mellitus
  • Insulinoma

 

La diabetes mellitus es una enfermedad endocrina frecuente en el perro y el gato. Se caracteriza principalmente por una hiperglucemia persistente, que aparece como consecuencia de una producción deficiente de insulina o impedimento a la acción de la insulina en los tejidos periféricos.

Esta deficiencia total o relativa de la insulina impide la utilización de la glucosa en las células y provoca un cúmulo de cantidades excesivas de glucosa en sangre.

Los principales signos clínicos de esta enfermedad son la poliuria/ polidipsia, pérdida de peso, vómitos, depresión, polifagia o anorexia, entre otros.

 

El insulinoma por el contrario a la diabetes mellitus es una de las causas más frecuentes de hipoglucemia en perros y gatos. El insulinoma es una neoplasia que produce grandes cantidades de insulina o sustancias similares a ésta. Es una neoplasia poco frecuente en el perro y rara en el gato.La sintomatología principal está relacionada con episodios de hipoglucemias provocados por el exceso de insulina e incluyen debilidad generalizada, episodios de colapso, convulsiones, ataxia, temblores, depresión, letargia, ceguera súbita y neuropatía periférica.

Para llegar a un diagnóstico de estas enfermedades es necesario una completa anamnesis e historia clínica.

Las pruebas complementarias las dictaminará el veterinario encargado del caso:

–              Hemograma, bioquímicas y urianálisis.

–              Métodos de diagnóstico por imagen: Radiografías, ecografías o TAC (tomografíaaxial computerizada)

 

Una vez hayamos llegado a un diagnóstico definitivo trataremos de manera adecuada cada una de estas patologías.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De la misma disciplina

Cómo realizar una curva de glucosa en gatos

video

archivo

Raquel Bernabé

ATV, responsable de hosp. y de enfermería en la Clínica Felina Barcelona.

Patologías asociadas al páncreas

webinar

archivo

Multimedia reciente

Uso y mantenimiento del microscopio óptico

video

archivo

Técnico Superior en Laboratorio Clínico y Biomédico y ATV en Hospital Felino Gattos

Colocación de una sonda urinaria

video

archivo

Responsable del servicio de Hospitalización y Cuidados intensivos en Hospital Veterinario Puchol

12 febrero 2021 00:00
Alimentos sin cereales: ¿qué sabemos y qué no sobre esta tendencia alimentaria?

podcast

archivo

LV, Acred Nut. Clin AVEPA, BVSc, PhD, DECVCN